jueves, 15 de octubre de 2020

Super flumina Babylonis

 

Traducción

Salmo 136, 1

En Babilonia, a orillas de su ríos, nos sentábamos llorando al recuerdo de Sión.

 * * *

 El salmo 136 –que se canta en este ofertorio– es una de las más hermosas poesías de todos los tiempos. No se refiere sólo a un episodio pasado, sino que tiene un sentido escatológico que aumenta su interés para la Iglesia. Alude a la gran Babilonia del Apocalipsis, capital de la impiedad y de la apostasía. 

* * *

Aquí se puede escuchar o descargar este Ofertorio registrado por los monjes trapenses de la Abadía San José de Spencer, según la notación propia del Gradual Cisterciense. 

* * *

Algunos poetas se interesaron en este salmo. Aquí se puede leer la poesía de San Juan de la Cruz.


jueves, 8 de octubre de 2020

Salve Regina VII

 

Los benedictinos cantan la Salve Regina –en el tono solemne– según la tradición propia que quedó plasmada en el Antiphonale monasticum, editado por los monjes de Solesmes.

* * *

Aquí se puede descargar o escuchar la Salve Regina en tono solemne de acuerdo a la tradición benedictina cantada por los monjes de la Abadía de Nuestra Señora de Fontgombault.


jueves, 1 de octubre de 2020

Benedicite Dominum


Traducción
Salmo 102, 20. 1
Bendecid al Señor todos sus ángeles, poderosos ejecutores de sus órdenes, prontos a la voz de sus mandatos. Sal. Bendice, alma mía, al Señor; y todas mis entrañas bendigan su santo nombre. Gloria al Padre.

* * *

En la liturgia aparece una fiesta de los Santos Ángeles Custodios recién en el siglo XV en España. Durante el siglo XVI la Santa Sede confirmó diversas fiestas dedicadas al ángel de la guarda introducidas en distintas diócesis, entre otras Rodez y Colonia.

Finalmente en 1670 Clemente X dispuso para la Iglesia latina la fiesta de los Santos Ángeles Custodios el 2 de octubre. Esta celebración está pensada tanto para el ángel custodio de pueblos o naciones como al de cada individuo. El himno de maitines refleja estas dos realidades.

* * *

Aquí se puede escuchar o descargar el introito de la fiesta de los Santos Ángeles Custodios por las monjes de la Abadía de Saint Wandrille.

jueves, 24 de septiembre de 2020

Témporas

Texto completo aquí

Traducción
Dan. 3, 52-56
1. Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres, * digno de alabanza y glorioso es tu nombre por los siglos.
2. Bendito sea tu santo y glorioso Nombre, * digno de alabanza y glorioso es tu nombre por los siglos.
3. Bendito eres Tú en el Templo santo de tu gloria, * digno de alabanza y glorioso es tu nombre por los siglos.
4. Bendito eres Tú en el trono de tu reino, * digno de alabanza y glorioso es tu nombre por los siglos.
5. Bendito eres sobre el cetro de tu divinidad, * digno de alabanza y glorioso es tu nombre por los siglos.
6. Bendito eres Tú que te sientas sobre querubines y penetras los abismos, * digno de alabanza y glorioso es tu nombre por los siglos.
7. Bendito eres Tú que andas sobre los vientos y sobre las olas del mar, * digno de alabanza y glorioso es tu nombre por los siglos.
8. Te bendigan todos tus ángeles y santos, * y te alaben y glorifiquen por los siglos.
9. Te bendigan los cielos, la tierra, los mares y cuanto hay en ellos, * y te alaben y glorifiquen por los siglos.
10. Gloria al Padre.
11. Como era.
12. Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres, * digno de alabanza y glorioso es tu nombre por los siglos.


* * *


Este himno de los tres jóvenes –tomado del libro del profeta Daniel– sigue a la quinta profecía en la Misa del sábado de témporas –también del profeta Daniel– que narra el texto inmediatamente precedente al himno.

Los historiadores opinan que, originariamente, las cuatro primeras lecciones con los textos intermedios del sábado de témporas corresponden a las antiguas vigilias, y la del profeta Daniel con su cántico a los laudes. Luego sigue propiamente la Misa con la epístola.


* * *

Aquí se puede escuchar o descargar el himno cantado por las monjas de la Abadía de Nuestra Señora de la Anunciación de Le Barroux.

* * *

Las témporas

Las cuatro témporas están en uso en la Iglesia romana desde el siglo V extendiéndose con el paso de los siglos a toda la Iglesia de occidente. Son semanas para intensificar la oración, el ayuno y la abstinencia. Se celebran en torno al inicio de las cuatro estaciones del año en las que se reconoce el gobierno providente del Señor dándole gracias por las cosechas recogidas y pidiéndole que bendiga las venideras.

En la antigüedad el miércoles, el viernes y el sábado –junto con el domingo–, eran los únicos días litúrgicos, por esa razón los formularios corresponden solamente a esos días.

La Misa de los sábados de témporas tiene cinco lecturas previas a la epístola. El Papa Gelasio estableció que sea día de ordenaciones.

jueves, 17 de septiembre de 2020

Kyrie VI



Este Kyrie del siglo X figura –en el Gradual Cisterciense– para ser cantado los domingos durante el año y en las octavas que no sean de la Santísima Virgen. Corresponde a la Misa XI Orbis factor del Gradual Romano, y más precisamente a la melodía original de ese Kyrie como figura entre los cantos ad libitum del Gradual Romano, aunque con algunas mínimas variantes.

* * *


Aquí se puede escuchar o descargar este Kyrie registrado por los monjes trapenses de la Abadía San José de Spencer, según la notación propia del Gradual Cisterciense.

jueves, 10 de septiembre de 2020

Exaltación de la Santa Cruz


Traducción
Gal. 6, 14
Debemos gloriarnos en la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, en la cual está la salvación, la vida y nuestra resurrección, por Él hemos sido salvados y redimidos. Sal. 66, 2 Dios tenga misericordia de nosotros y nos bendiga; haga resplandecer sobre nosotros la luz de su rostro, y nos mire compasivo. Gloria al Padre. Alegrémonos.

* * *

Aquí se puede escuchar o descargar el introito de la Exaltación de la Santa Cruz cantado por las monjas de la cartuja de Santa María de Benifaçà, según la particular notación del gradual cartujo.

* * *

Rito cartujo

En tiempos de la fundación de la Cartuja, hacia fines del S. XI, San Bruno usó la liturgia vigente entonces en Francia, que no es otra que la liturgia carolingia con algunos agregados, a la que los cartujos adaptaron su necesidad de vida solitaria simplificando algunos ritos y con un canto solemne pero sobrio.

Los cartujos siempre fueron celosos en mantener invariable su liturgia. En nueve siglos de existencia entraron poquísimas modificaciones de poca relevancia. Incluso en las fiestas que han agregado a su calendario, buscaron adaptar las antífonas, himnos y responsorios ya existentes en los libros cartujos.

El rito cartujo no fue afectado por la bula Quo primum tempore de 1570 que unificó mayoritariamente el rito latino, pues contaba con la antigüedad requerida de 200 años, condición de excepción expresada en la misma bula.

jueves, 3 de septiembre de 2020

Sanctus III


Éste es uno de los cuatro Sanctus del Rito ambrosiano que figuran en el Antiphonale Missarum Mediolanensis de 1935. Esta obra se debe a la colaboración del P. Gregorio Suñol con el Arzobispo de Milán, el Cardenal Ildefonso Schuster –ambos benedictinos– en la restauración del canto ambrosiano según los mismos parámetros con los que San Pío X había impulsado el canto gregoriano.

* * *

Aquí se puede escuchar o descargar el audio del Sanctus festivo según la notación del Antiphonale Missarum Mediolanensis, registrado por la Scuola Superiore Ambrosiana.

* * *

Rito ambrosiano

En el siglo IX Carlomagno quiso uniformar la liturgia en el Imperio, sin embargo no logró conseguir ese propósito en Milán, visto que los milaneses defendieron la supervivencia de su rito. Un par de siglos más tarde el papa Gregorio VII quiso uniformar la liturgia latina –en esa ocasión se abolió el rito hispánico, quedando relegado a una capilla de Toledo–, pero tampoco pudo imponer la liturgia romana en Milán. Finalmente el rito ambrosiano fue conservado debido a la autoridad de los orígenes del mismo atribuidos a San Ambrosio y a la venerable tradición del rito.

En el siglo XVI, San Carlos Borromeo defendió el rito, revisó los libros litúrgicos e intercedió ante Gregorio XIII para obtener el reconocimiento del rito ambrosiano por parte de la Santa Sede. La bula Quo primum tempore de 1570 no lo afectó, pues entra en la excepción que la misma bula admite para ritos que "hayan sido observados sin interrupción en estas mismas iglesias por la celebración de Misas durante más de doscientos años. En este caso Nos no suprimimos a ninguna de estas iglesias su institución o costumbre de celebrar la Misa".


* * *

El Antiphonale Missarum es el equivalente al Graduale Romanum. Este libro contiene y regula los cantos de la Misa.

En los ritos latinos prevaleció el término Gradual (Romano, Dominicano, Cartujo, Cisterciense), si bien los Carmelitas Calzados y el Rito ambrosiano mantuvieron el nombre de Antiphonale Missarum.