viernes, 22 de julio de 2016

Santa María Magdalena, penitente

Ætérni Patris Unice,
Nos pio vultu réspice,
Qui Magdalénam hódie
Vocas ad thronum glóriæ.

In thesáuro repósita
Regis est drachma pérdita;
Gemmáque luce ínclyta
De luto luci réddita.

Jesu dulce refúgium,
Spes una pæniténtium,
Per peccatrícis méritum
Peccáti solve débitum.

Pia mater et húmilis,
Natúræ memor frágilis,
In hujus vitæ flúctibus
Nos rege tuis précibus.

Uni Deo sit glória
Per multifórmi grátia,
Qui culpas et supplícia
Remíttit, et dat prǽmia.
Amen.

- - - - - - - - - - - - - - - - -

Unigénito del Padre eterno,
Míranos con semblante piadoso
Tú que hoy a Magdalena
Llamas al trono de la gloria.

Fue repuesta en el tesoro real
La dracma perdida,
Y a la perla ilustre
Del lodo su brillo fue devuelto.

Jesús dulce refugio
Única esperanza de los penitentes
Por los méritos de la pecadora
Absuelve la deuda del pecado.

Piadosa y humilde Madre
Guía con tus ruegos
A la naturaleza frágil
En los oleajes de la vida.

Sea gloria al único Dios
Por la multiforme gracia
Que perdona la culpa y los suplicios
Y les concede premios.
Amen.

Éste es el himno de Laudes compuesto por el monje cisterciense Alano de Lille.

* * *

Dice el Martirologio Romano: "En Marsella de Francia, el nacimiento para el cielo de santa María Magdalena, de la cual lanzó el Señor siete demonios, y fue la primera que mereció ver al mismo Salvador resucitado".

Entre los escritos relevantes sobre Santa María Magdalena cabe mencionar la Vida de Santa María Magdalena del P. Lacordaire y María Magdalena del P. Bruckberger.

Sobre las discusiones respecto a esta santa conviene leer el artículo del P. Castellani Las tres Marías Magdalenas son una sola.

* * *

Aquí se puede escuchar on line o descargar el himno cantado por los monjes de la Abadía de Santa María Magdalena de Le Barroux.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario